Lunes a Viernes: 09:30h. a 13:30h │ 16:30h. a 20:30h│ 967 551 462│ 693 602 694 │ Avda. España, 35

"El sarro del nadador" y otros problemas bucodentales de los deportistas

Los nadadores profesionales, que suelen pasar más de seis horas semanales en la piscina, tienen un mayor riesgo de sufrir problemas en su salud bucodental, ya que se exponen de manera continuada al agua tratada con cloro. "Los componentes químicos del agua hacen que las proteínas salivales se descompongan de una manera más acelerada de lo habitual, provocando que se incrementen los depósitos orgánicos en los dientes del nadador. Las bacterias se adhieren con más facilidad y se transforman en placa bacteriana, que se mineraliza y se convierte en sarro, que se ve, sobre todo, en los dientes frontales con manchas amarillentas o marrones". Esto se conoce como el "sarro del nadador".

El sarro, además de ser un problema estético, puede afectar de forma grave a la salud bucodental provocando inflamación de encías (gingivitis), mal aliento (halitosis), caries o periodontitis. A esto se suma, la ingesta de hidratos de carbono y de productos ricos en glucosa o bebidas azucaradas como las bebidas isotónicas, que pueden agravar estos problemas.

Por otro lado, una exposición continuada al agua de la piscina también puede debilitar el esmalte dental y en última instancia puede dar lugar a la erosión dental.

Es esencial para los nadadores profesionales mantener unos hábitos de prevención, como fluorar los dientes regularmente y llevar un control sobre los niveles químicos del agua para evitar que el esmalte dental se debilite o erosione y, además,  "el sarro puede eliminarse de manera sencilla con una limpieza dental profesional.