Lunes a Viernes: 09:30h. a 13:30h │ 16:30h. a 20:30h│ 967 551 462│ 693 602 694 │ Avda. España, 35

ortodoncia interceptiva

Muchos papás observan cómo se desarrolla la cara y la dentición de los más pequeños de la casa y a veces se preguntan si su hijo/a necesitará un tratamiento de ortodoncia.

¿Por qué la ortodoncia interceptiva?

La ortodoncia interceptiva es el nombre más técnico y adecuado para referirse a la ortodoncia infantil. Este tipo de ortodoncia recibe este nombre porque pretende “interceptar” el proceso de crecimiento de su estructura maxilofacial y adelantarse a los problemas de oclusión y mordida que el niño/a desarrollará cuando haya finalizado su fase de crecimiento, especialmente prognatismo y retrognatismo.

Aunque con bastante frecuencia el niño necesitará un tratamiento de ortodoncia en la adolescencia, la ortodoncia interceptiva puede ser muy útil para limitar el alcance de estos problemas. Su principal objetivo es evitar tratamientos más caros y complejos cuando la anatomía de su cráneo se haya desarrollado por completo.

Porque cuando el niño alcanza la edad adulta, los tratamientos para corregir estos problemas esqueléticos de mordida son notablemente engorrosos. En estos casos que no han sido tratados en la infancia, suelen ser necesarios uno o varios tratamientos de ortodoncia… además de la posible intervención de un cirujano maxilofacial, cuando el paciente ha alcanzado la edad adulta.

¿Cómo es la ortodoncia interceptiva?

Los ortodoncistas aconsejan comenzar los tratamientos de ortodoncia interceptiva cuando en la boca del niño ya han erupcionado los incisivos superiores (también vulgarmente llamados “paletas”) e inferiores definitivos. Esto suele ocurrir en torno a los 7 años de edad en la mayoría de los casos.

De manera habitual, la ortodoncia con brackets tradicionales no se recomienda hasta que el paciente ha cumplido los 12 o 13 años y haya perdido todos sus dientes de leche. Si se ha seguido correctamente el tratamiento de ortodoncia interceptiva previo, la ortodoncia con brackets necesaria cuando tenga su dentición definitiva (o decidua, en la jerga odontológica) será mucho menos compleja.

Tipos de ortodoncia interceptiva

La ortodoncia infantil no tiene otro fin que el de adaptarse al desarrollo de la cara del niño, y dependiendo de su problema, se usará un tipo de ortodoncia u otro.

  • Máscaras de tracción extraoral: Para los problemas de mordida que con consecuencia de anomalías en los huesos faciales se utilizan las llamadas máscaras de tracción extraoral. Su función consiste en estimular el desarrollo del maxilar o el de la mandíbula. A pesar de su aspecto, son tratamientos indoloros, que duran aproximadamente un año.
  • Disyuntor/expansor palatino: En los niños con paladar hendido u ojival, su anomalía se corrige con un aparato especial que recibe el nombre de disyuntor o expansor palatino. Estos tratamientos también tienen unos meses de duración, después de los cuales es frecuente que se realice un tratamiento con brackets.