Lunes a Viernes: 09:30h. a 13:30h │ 16:30h. a 20:30h│ 967 551 462│ 693 602 694 │ Avda. España, 35

Cuidado bucal para pacientes con discapacidades

Si usted o alguien a su cargo tiene una discapacidad, la comunicación clara y abierta con su dentista es especialmente importante. Cuando concierte una cita, asegúrese de tratar las necesidades particulares del paciente con el dentista y el personal. Antes de ir a la consulta, el cuidador del paciente y el equipo dental debe determinar lo siguiente:

Leer más...

El uso del chupete, ¿afecta a los dientes?

Además de reducir la incidencia de muerte súbita y calmar la ansiedad y el dolor de los niños, los datos muestran que, si se deja de usar a los tres años, los perjuicios sobre la dentición son reversibles. Son muchas las ideas erróneas que siguen rodeando al uso del chupete. Poco a poco casi todas han ido perdiendo fuerza; no así la creencia de que deforma la dentadura de los pequeños.

Leer más...

Mal aliento en los niños

Hacer que sus hijos se cepillen los dientes antes de ir a la cama cada noche les ayuda a aprender las prácticas de buena higiene bucal. Y si bien el cepillado dos veces al día es bueno para el desarrollo de los dientes, también es suficiente para que el mal aliento no se produzca. El mal aliento no siempre es el único problema de salud bucal, puede haber otras causas y estas necesitan una solución diferente. Aquí están cinco sorprendentes causas de mal aliento en los niños y cómo detenerlas.

Leer más...

"El sarro del nadador" y otros problemas bucodentales de los deportistas

Los nadadores profesionales, que suelen pasar más de seis horas semanales en la piscina, tienen un mayor riesgo de sufrir problemas en su salud bucodental, ya que se exponen de manera continuada al agua tratada con cloro. "Los componentes químicos del agua hacen que las proteínas salivales se descompongan de una manera más acelerada de lo habitual, provocando que se incrementen los depósitos orgánicos en los dientes del nadador. Las bacterias se adhieren con más facilidad y se transforman en placa bacteriana, que se mineraliza y se convierte en sarro, que se ve, sobre todo, en los dientes frontales con manchas amarillentas o marrones". Esto se conoce como el "sarro del nadador".

Leer más...